A través de este blog vamos a contarte lo que hacemos, paso a paso. Cuáles son los servicios que ofrecemos, los profesionales que hay tras ellos, el proceso que sigue cada proyecto, cada idea. SÍGUENOS Y PARTICIPA, porque esta es #TuDiputación: infraestructuras, cultura, turismo, servicios sanitarios, educación, deporte... BIENVENIDO/A

5 de marzo de 2018

Mucho que ganar: HOMBRES QUE SUEÑAN CON LA IGUALDAD

Fundación CEPAIM. Hombres que sueñan con la igualdad
Fundación CEPAIM
PROYECTO: “Hombres que sueñan con la igualdad” 


“Hay que avanzar en paralelo, recorrer el camino en paralelo”, nos lo dicen dos hombres, y lo dicen con plena convicción, de hecho, llevan ya tiempo trabajando en ese viaje en paralelo. Son Mehrad Alizadeh y Ángel Luis Pinadero, coordinador territorial y técnico de proyectos de la fundación CEPAIM, una fundación que promueve un modelo de sociedad inclusiva y cultural.

Mehrad y Ángel Luis nos reciben en la sede que la fundación tiene en Navalmoral de la Mata. “Ha sido un logro; ha sido muy bueno poder trabajar en un proyecto de Igualdad enfocado al hombre, porque había necesidad de ello y nos lo ha permitido el apoyo, en este caso, de la Diputación de Cáceres”.

“Hombres que sueñan con la igualdad” son Mehrad, Ángel Luis y otros muchos que han querido sumarse a este proyecto con un objetivo claro: implicar al hombre en la igualdad, implicarlo en la corresponsabilidad en el trabajo doméstico, por ejemplo, en la corresponsabilidad de cuidados, en la prevención y actuación frente a la violencia de género…

“Recuerdo cómo aluciné la primera vez que vi a una mujer conductora de autobús”, recuerda Mehrad, de origen iraní. “Pues lo mismo que ver a un hombre dando un biberón a su bebé –dice Ángel Luis-, lo que hoy puede estar normalizado hace nada era impensable”. Es decir, “nosotros no nos estamos inventando nada; está habiendo un cambio en la sociedad, en el hombre, en la mujer y tienen que surgir, de hecho surgen, espacios que aborden estos cambios, que los detectan y los abordan; son necesarios y son demandados”.

Uno de estos espacios es sin duda el que ha ido conformando el proyecto “Hombres que sueñan con la igualdad”, y que se ha abierto en tres dimensiones muy definidas: una informativa, destinada a profesionales del tercer sector, “para que, ante eso de lo que hoy tanto hablamos como son las nuevas masculinidades, los profesionales sepamos cómo trabajar con los hombres”; otra, la destinada a trabajar con grupos de hombres, donde se planteen sus dudas y se descubra “qué lugar podemos tener, sobre todo, focalizado desde la igualdad y la corresponsabilidad”, y una tercera dimensión que es la exposición titulada “Chicas nuevas 24 horas”, basada en el documental del mismo título de Mabel Lozano, sobre la prevención de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, “intentando sensibilizar a la sociedad de que donde a veces solo nos hacen ver prostitutas, hay un negocio que es lo que más nos debe preocupar, un negocio que cosifica el cuerpo de la mujer y que se agarra a ese rol del hombre sexualmente activo que se quiere imponer”.

Ambos, Mehrad y Ángel Luis coinciden al hablar del éxito del programa, del éxito de los grupos algunos de los cuales, a pesar de haber concluido el programa, continúan funcionando. “Ha sido muy enriquecedor porque han sido grupos muy heterogéneos con hombres de distintas culturas y nacionalidades, lo que hace que se intercambien puntos de vista y experiencias; ha sido muy bueno que hayamos podido expresar o hablar de cosas que nos preocupaban, de roles que la sociedad nos ha impuesto y que cargamos con ellos como el hecho de que el hombre no pueda llorar o que no esté bien visto socialmente entre los hombres que se reconozca que él es el encargado de las tareas del hogar o hablar de esa situación cuando se va al parque con el carrito del niño y nos preguntan rápidamente dónde está la madre… nos hemos sentido libres al hablar, al comentar y al ver que otros podían entendernos. Podíamos empezar hablando de la corresponsabilidad de las tareas del hogar y terminar hablando de la violencia de género, y todo generaba debate, todo generaba análisis y desahogo”.

La conversación con Mehrad y Ángel Luis fluye sin prisa y sin pausa, y escuchándoles sabemos del acierto de su trabajo y de esa convicción férrea que tienen de que “todos y todas tenemos mucho que ganar y ahí tenemos que estar”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario