A través de este blog vamos a contarte lo que hacemos, paso a paso. Cuáles son los servicios que ofrecemos, los profesionales que hay tras ellos, el proceso que sigue cada proyecto, cada idea. SÍGUENOS Y PARTICIPA, porque esta es #TuDiputación: infraestructuras, cultura, turismo, servicios sanitarios, educación, deporte... BIENVENIDO/A

28 de noviembre de 2016

Cooperación Internacional para el Desarrollo

Más allá de nuestras fronteras


Cooperación Internacional para el Desarrollo

   

“Si la globalización se aceptó como estrategia mundial, que no sea solo una globalización de mercado, donde hay ganadores y perdedores, sino que sea una globalización también de los problemas sociales”.

Con esta frase, Manuel Sánchez, responsable de Relaciones Externas de la Diputación de Cáceres, resume a la perfección la actitud del Equipo de Gobierno provincial ante la llamada Cooperación Internacional para el Desarrollo, un Departamento del Área de Relaciones Externas.

Hoy nos acercamos a este rincón de la Institución provincial que, físicamente, se encuentra en el Palacio de Carvajal en Cáceres, pero que se irradia hacia Ecuador, hacia Paraguay, hacia Bolivia, hacia Nicaragua, hacia Haití, hacia Kenia, hacia Santo Tomé, hacia el Sahel... hacia esas primeras o segundas líneas que retienen a miles de refugiados “desposeídos ya de todo”.
 
Manuel Sánchez y Maribel Catalán

Podría parecer que estos destinos superan y traspasan las funciones u obligaciones de una institución provincial como es la Diputación, sin embargo, una vez que vamos conociendo y entrando en la razón de ser de este área vemos claramente que no es así.


  

  

Cooperación descentralizada

Cooperación Internacional para el Desarrollo
La Cooperación Internacional para el Desarrollo que ejecuta la Diputación es una cooperación descentralizada, es decir, la que realiza una entidad de carácter local o autonómico con otras entidades u organizaciones del mismo carácter. Es una relación internacional, por lo que se podría presumir que tiene que pasar por el Gobierno central, sin embargo, la ley contempla esta otra posibilidad como un instrumento con el que se puede llegar al mundo rural, a círculos locales. “Se puede pensar que es una cooperación más modesta -nos dice Manuel Sánchez- pero es clave, porque es la única manera de llegar a sitios donde la macro-ayuda no llegaría”.

Pero hay que marcar unas líneas a seguir para evitar ser “inarmónicos”, unos objetivos que vienen marcados por la Agenda 2030, firmada en 2015, en Nueva York, por todos los países de las Naciones Unidas, a lo que se suma también una comunicación directa con el Gobierno central, con el fin de evitar “duplicidades”.

No injerencia

Partiendo de un principio firme, como es la “no injerencia”, la Diputación de Cáceres planifica y proyecta su trabajo de cooperación. “No estamos ni vamos a ningún sitio donde no se nos reclame”, en esto insiste más de una vez Manuel Sánchez. “Sería un claro error llegar, intervenir y arrasar en un lugar, diciendo: 'esto se hace así'”.

A partir de aquí, vemos que la cooperación que se lleva a cabo puede ser directa, es decir, la propia Diputación actúa, ya sea transfiriendo capital -”aunque, fundamentado por una mala experiencia, este tipo de transferencia se hace cada vez menos”-, ya sea transfiriendo conocimiento -”experiencias que pueden servir para otros territorios y la formación de sus ciudadanos”-. Pero también la cooperación puede ser indirecta o a través de alguna otra organización.

Cooperación Internacional para el DesarrolloAsí, por ejemplo, a través de la organización Medicus Mundi, se actúa en zonas del Sahel para abordar el tremendo problema de recursos hídricos que se sufre en ellas. “Es una zona de muchos conflictos y difícilmente entran las organizaciones ahí, pero tiene un problema estructural grande, la sequía hace morir al ganado y eso lleva a la hambruna. Lo que hemos hecho es la creación de láminas de agua, porque llueve muy poco, pero cuando lo hace, lo hace de forma torrencial. Si tú consigues generar balsas de agua permanente, se reduce la mortalidad de manera extraordinaria, y son pequeñas inversiones para nosotros”.

De la misma manera, se ha trabajado en la construcción de alguna escuela rural, por ejemplo, en Ecuador, “donde con apenas 10.000 euros, hemos podido levantar una escuelita para albergar a una población rural que jamás se habría escolarizado”. Claro que esto conlleva entonces la labor posterior de las municipalidades, que deben elaborar el programa de contenidos. Ahí entra también en juego la transferencia de conocimientos, como es el caso de los trabajos que se han desarrollado en torno a la gran problemática que existe en algunos puntos de América Latino referente a los residuos. “Es un gran problema ambiental y social, por lo que no sería suficiente solo la construcción de un vertedero, sino que hay que trabajar para sacar a los niños de los vertederos. Así lo hemos hecho en algún municipio y luego hemos visto que dejamos la experiencia en uno y se va desarrollando en los núcleos próximos de manera sinérgica”.

 
Cooperación Internacional para el Desarrollo
Otro ejemplo de la eficacia de las intervenciones de la Diputación es el que se ha vivido en Santo Tomé, donde se realizó una prospección para conocer sus demandas, demandas que giraban en torno al turismo. Sin embargo, los técnicos de la Diputación detectan una falta absoluta de infraestructuras para poder desarrollar la potencialidad que turísticamente tiene este país africano. A partir de ahí, la transferencia de conocimientos ha servido para que el país aprenda a demandar fondos de la Unión Europea, algo en lo que tenían nula experiencia y que, sin embargo, será clave para la construcción de la infraestructura necesaria. Además, la Diputación detectó un déficit en materia de igualdad, por lo que una técnico provincial se prepara para el viaje.

Los destinos

Cooperación Internacional para el DesarrolloSon muchos, desgraciadamente, los puntos del planeta que requieren de ayuda, pero Manuel nos explica que, desde la constitución de la cooperación como departamento, se decidió comenzar por América Latina por razones fundamentalmente culturales. “Es necesario tener una relación fluida entre instituciones, y eso se consigue en lugares donde hay instituciones simétricas, entre comillas, y mínimamente asentadas, otra cosa es que haya déficit de gobernanza, pero las instituciones están consolidadas”. No obstante, ya en los últimos años se ha comenzado a penetrar en África, como en las zonas del Sahel.

Pero a esto se añaden destinos que va marcando la actualidad, es el caso de la respuesta institucional a “un problema realmente serio que existe con los refugiados que llegan a las costas griegas, desposeídos absolutamente de todo”. Ante este “problema global”, enfatiza Manuel, la Diputación colabora con las organizaciones humanitarias que actúan en el terreno para poder aportar a los hombres y mujeres que llegan un mínimo de de soluciones a sus primeras necesidades. 


Cooperación Internacional para el Desarrollo


Manuel Sánchez: “Me es tremendamente grato ver respuesta institucional a los problemas que surgen”.



Y sin salir del territorio

Pero otro brazo fundamental de este trabajo es la Educación para el Desarrollo, es la sensibilización y la formación. Y este es el objetivo también de otros tantos programas y proyectos que lleva a cabo la Diputación. “Es necesario sensibilizar ante los problemas, y esto, en nuestro caso, lo hacemos en nuestros municipios, en nuestra provincia, porque sería absurdo llevar esta educación para el desarrollo a las zonas donde sufren el problema, demasiado sensibilizados deben estar con su propio problema”. 

Cooperación Internacional para el Desarrollo
Así, se ponen en marcha programas como el que está desarrollando Fundación Triángulo, a través de charlas, jornadas, exposiciones, para que se conozcan las injusticias y las desigualdades que se viven en muchos puntos del planeta por razón de sexo, o la lucha por la igualdad, programas que llegan a los pueblos de la provincia.

Y para el desarrollo de todo esto, clave, la implicación. “La cooperación hay que creérsela, tiene que ser una filosofía de vida”, y así es como la verán tantos hombres y mujeres, técnicos en una u otra materia, que acuden cada año a la convocatoria pública, que se realiza en colaboración con FELCODE, para atender las demandas que se hacen desde los territorios, demandas que pueden ser referentes a turismo, a gobernanza, a residuos, a igualdad, a formación, a mancomunidades... Demandas, en definitiva, de una mayor justicia, una mayor libertad... y ahí está la Diputación de Cáceres y sus trabajadores.