A través de este blog vamos a contarte lo que hacemos, paso a paso. Cuáles son los servicios que ofrecemos, los profesionales que hay tras ellos, el proceso que sigue cada proyecto, cada idea. SÍGUENOS Y PARTICIPA, porque esta es #TuDiputación: infraestructuras, cultura, turismo, servicios sanitarios, educación, deporte... BIENVENIDO/A

16 de noviembre de 2015

¡ADELANTE! Están en su casa

Semana de Puertas Abiertas


   Había que fijar una fecha y una hora. Se hizo, y se hizo desde el convencimiento de la Corporación Provincial y la exigencia, cada vez más firme, de los ciudadanos y ciudadanas por conocer y dar a conocer la casa que no deja de ser la casa de todos: la Diputación Provincial de Cáceres. Lunes, 12 de octubre de 2015. Hora: 08:00

Ciudadanos se acercan a visitar la Diputación
Los ciudadanos se acercan a la Diputación
   “¡Abramos las puertas y las ventanas de la Diputación!”. Y las puertas y las ventanas se abrieron, y un murmullo de voces y pasos comenzaron a escucharse por los pasillos y salones del Palacio Provincial, en la Plaza de Santa María de Cáceres.

   Era el murmullo de la ciudadanía que había venido a conocer de cerca una institución al servicio de todos. “Me gusta sentir este murmullo”. Fueron estas frases de la presidenta de la Diputación, Charo Cordero, las que marcaron el ritmo de lo que solo estaba siendo el inicio: la Semana de Puertas Abiertas. Una Semana en la que colegios, colectivos, hombres y mujeres de Cáceres y venidos de cualquier punto de nuestra provincia, y de fuera de ella, pudieron acercarse a recorrer las instalaciones, a escuchar cómo los diputados les explicaban para qué sirve y qué se hace en la Diputación. Una Semana que, como decimos, ha sido solo el inicio a juzgar por el compromiso adquirido de forma muy personal por la presidenta: “Esta casa no es nuestra, esta casa es de todos los cacereños y cacereñas”.

   Un inicio brillante. Mucho trabajo previo y durante, pero una satisfacción, sin duda, para unos y para otros.

    Durante estos días, las tardes se han visto animadas por las idas y venidas de grupos de ciudadanos y ciudadanas interesados en conocer el interior del edificio. A la puerta, les esperaba Rubí, Lourdes, Ricardo o Luis, trabajadores del Patronato de Turismo de la Diputación, y los encargados, durante estos días, de mostrar unas instalaciones con una larga y destacada historia, así como algunas de las muestras del patrimonio artístico que hablan del interés y la preocupación de la Institución por la Cultura.


   “Muy a tiempo -nos decía Florencio Muñoz-, nunca es tarde para abrir las puertas y mostrarnos cosas que hasta ahora no habíamos visto. Nos dicen, además -continuaba este jubilado, residente en Cáceres-, nos dicen que podemos estar presente en los plenos”. Más de uno se apuntaba en la agenda la asistencia a alguna de las sesiones plenarias.


El Mercado, de Juan Caldera
Admirando El Mercado, de Juan Caldera
    Otros, se han mostrado más interesados por el rico patrimonio artístico que se conserva en el Palacio Provincial: la escultura que de Pizarro hizo Pérez Comendador, y de la que se escuchaba decir a algún visitante: “¡Es su rostro!”, “¡Sí, sí, es la cara del escultor!”; la colorida vidriera dando forma al antiguo escudo de la ciudad de Cáceres; Las Lavanderas, de Eugenio Hermoso; El mercado, del Martes de Plasencia, de Juan Caldera, y que tanto ha gustado, sobre todo, a aquellos que llegaban de la ciudad del Jerte… Otros, observaban otras “obras de arte”: el paisaje y las imágenes casi costumbristas que se podían ver desde las ventanas. Abiertas las ventanas se descubría o se imaginaba dónde hubo pozos, dónde huertas, dónde los gallineros del antiguo Convento de Santa María de Jesús, lo que hoy es el Palacio Provincial. Y los visitantes se iban metiendo más y más en la historia. Ricardo, uno de los guías, nos cuenta cómo una joven decía esperar que de un momento a otro se cruzara por los pasillos “una monja con una gallina, camino de vaya usted a saber”.


Despacho de Presidencia
El despacho de la presidenta también abrió sus puertas

"¡Enhorabuena por ser mujer!"

   Y una expresión general de sorpresa se podía escuchar al entrar al despacho de Presidencia. A muchos les llamaba la atención que, en plena reunión, la presidenta hiciera un alto y abriera la puerta y les invitara a pasar; les comentaba, entonces, algo de la reunión y les presentaba a quienes la acompañaban. “Enhorabuena por ser mujer”, pudimos escuchar a una de las visitantes justo antes de regalarle un par de besos a la presidenta. Y todos, mientras, mostraban su sorpresa y asombro al contemplar el hermosísimo artesonado que cubre el despacho de Presidencia, un artesonado recuperado de una iglesia en ruinas del Valle del Ambroz. que estaba en ruinas.


La presidenta saludando a los visitantes
Charo Cordero charla con los visitantes en su despacho
   Antes de marchar, casi en murmullo, podían escucharse las opiniones de quienes nos visitaban: “Merece la pena”, “Es interesante conocer el edificio, ver la distribución, tener una idea de lo que se hace en la Diputación”, “Lo que me ha encantado ha sido ese final”... Y es que la visita podía terminar con música o con danza. La música de miembros de la Banda Sinfónica de la Diputación.


Antonio Luis Suárez, padre e hijo
Miembros de la Banda Sinfónica de la Diputación

Y la música lo inundó todo...

             ... y la danza


  Y la danza a la que nos arrastraban las alumnas del Conservatorio Elemental de Danza “El Brocense”. Otras puertas se abrían: los alumnos y alumnas del conservatorio y su maestra decidían mostrar lo que normalmente se hace a puerta cerrada en el aula. Hablábamos con la profesora Amparo Lucía Jiménez. “Esta experiencia es fantástica -nos decía-, fantástica para los alumnos y para sus padres y para nosotros y ahora para la gente que viene a la Diputación y disfruta de un arte escénico que, como tal arte escénico, debemos sacarlo de las aulas y mostrarlo fuera”. Más puertas abiertas.


Conservatorio Elemental de Danza El Brocense
Unos niños disfrutan de la actuación
Conservatorio Elemental de Danza El Brocense
Alumnas del Conservatorio en plena actuación














   
    ... y el asombro y la curiosidad...


   Las mañanas se llenaban de pasitos, de carreras, de risas, de cuchicheos y de expresiones de curiosidad infinita, con estas características no podían ser otra cosa que niños y niñas los que llenaban las mañanas, además de miembros de PLACEAT, la asociación que trabaja con personas con discapacidad.


PLACEAT Asoc. de ayuda a personas con discapacidad intelectual
Miembros de PLACEAT posan en el Salón de los Escudos con la presidenta


   Siete centros escolares fueron los que se aceraron a conocer y a descubrir “qué es esto de la Diputación”, como decían esperando una respuesta clara, y como, por otra parte, la recibían, ya fuera de la presidenta o de alguno de los diputados que se acercaron a recibirles. Los alumnos llegaron de los CEIP El Cristo de la Victoria (Serradilla), El Pilar (Plasencia), Nuestra Sra. de la Asunción (Valverde del Fresno) y San Pedro de Alcántara (Pueblonuevo de Miramontes), además de los CRA de Los Cuatro lugares (Talaván), El Olivar (Torrecilla de los Ángeles), Los Alijares (Ibahernando) y Río Tajo (Saucedilla).


Un grupo de niños visitan el Palacio Provincial
Niños ante Las Lavanderas, de Eugenio Hermoso


   Muchas las emociones y muchas las anécdotas que siempre conlleva ese cóctel que es emoción-infancia. Había quien, contemplando a las Lavanderas de Eugenio Hermoso, se apiadaba de ellas y exclamaba “ellas sonríen y mi madre se enfada a veces cuando tiene que poner la lavadora, ¡madre mía!”.





En el despacho de Presidencia
La presidenta y tres diputados charlan con los niños


   Otros entraban alborotados al salón de plenos y gritaban: “¡¡¡¡¡Un restaurante!!!!”. Al ver cubiertas las mesas con sus faldas aterciopeladas, quizá esperaran un “kit-kat”. Otros se interesaban por la leyenda de la monja “que pasea por las dependencias del palacio”. Había quién preguntaba quién se sentaba dónde y de que “equipo” era. 



   Hubo momentos para todo, momentos para reír, para aprender y todos para disfrutar, como solo la infancia sabe hacer.


Salón de Plenos
Los niños ejercieron de diputados, presidente y público

Y se abre la sesión del "Plenito"


   Fueron los alumnos de Río Tajo, venidos de Saucedilla, los que se invistieron de diputados, presidenta, vicepresidentes, público, periodistas y de jefa de Gabinete y celebraron una sesión plenaria, lo que algunos denominaron “Plenito”. Espíritu democrático, respeto, crítica, exigencia, oratoria e ironía, un pleno en el que no faltó de nada.

   Una semana, sin duda, en la que niños, jóvenes y mayores aprendieron y conocieron más esta Casa, pero una semana también en la que más de un diputado dijo: “Lo que nos pueden enseñar”, después de que una jovencísima Grabriela, en su papel de presidenta por un día, levantara la sesión.




Y así ya para siempre

   Esto ha sido solo el inicio. Mucho trabajo, mucha ilusión y una satisfacción enorme por parte de todo el equipo de trabajadores de la Diputación de Cáceres que ha hecho posible que las puertas se abran y que, a partir de ahora, de un modo u otro, permanezcan abiertas.

Puerta principal del Palacio Provincial
Parte del equipo que ha hecho posible la apertura real de la Diputación




No hay comentarios:

Publicar un comentario