A través de este blog vamos a contarte lo que hacemos, paso a paso. Cuáles son los servicios que ofrecemos, los profesionales que hay tras ellos, el proceso que sigue cada proyecto, cada idea. SÍGUENOS Y PARTICIPA, porque esta es #TuDiputación: infraestructuras, cultura, turismo, servicios sanitarios, educación, deporte... BIENVENIDO/A

7 de marzo de 2018

AMPA Virgen del Río: AQUÍ NO SOBRA NADIE

AMPA Virgen del Río: AQUÍ NO SOBRA NADIE
AMPA Virgen del Río (Talaván) 
PROYECTO: Educando en Igualdad 

Nos hablan de los niños y las niñas del Colegio Rural Agrupado (CRA) Los Cuatro Lugares, en Talaván, nos hablan de las madres y padres de alumnos, nos hablan de profesores y profesoras, nos hablan de las mujeres de la Asociación de Mujeres, nos hablan de los abuelos y abuelas del centro de la tercera edad, nos hablan de la Mancomunidad de municipios Tajo-Salor, nos hablan… nos hablan, incluso, de la Asociación de Pescadores…

¿Pero alguien se ha quedado al margen de este proyecto? “¡Nadie! De una forma u otra todo el pueblo ha participado”. Así nos responden, con una amplia sonrisa y, sin duda, un toque de orgullo, Idoia Monje, miembro de la Asociación de Madres y Padres de Virgen del Río de Talaván, y Yolanda Martín, Agente de Igualdad de la Oficina de Igualdad de la Mancomunidad Tajo-Salor, en referencia al programa que han puesto en marcha con el apoyo de la Diputación de Cáceres, el programa titulado “Educando en Igualdad”.

El caso es que durante un tiempo, más de uno y de una habrá podido ver grupos de personas de todas las edades vistiendo una camiseta en la que se podía leer precisamente el título del programa: “Educando en Igualdad”, y no era un simple obsequio, era algo realizado con una intención muy clara: “cohesionar el grupo, unir a la gente en torno a un mismo objetivo, en torno a unas actividades que caminan todas hacia una misma meta que es educar en la igualdad en la escuela, en las casas, en las calles, en las actividades sociales, en el día a día… esta será la única manera de avanzar”.

La idea podía partir de un grupo de padres y madres, pero no querían quedarse ahí, así que se ha llevado a cabo un proyecto amplio, ambicioso y que, a tenor de la respuesta y las peticiones para que se repita, se ha mostrado un proyecto más que exitoso.

Se ha desarrollado en dos líneas: una acción formativa, tanto para padres, madres y profesorado, como para niños y niñas, cada uno con su lenguaje, en torno a la coeducación, la interculturalidad, diversidad sexual, acoso escolar, el uso de las redes sociales, prevención de violencia de género… y una línea práctica, que podían ser talleres sobre roles domésticos, de cocina o de profesiones sin género. 

“A los más pequeños les ha gustado visitar distintos trabajos, y han podido ver que una mujer puede trabajar arreglando un coche o tras una barra de un bar, como un hombre en un comercio”. No obstante, Idoia y Yolanda coinciden en las “facilidades” que ofrecen los niños y las niñas, “porque no tienen ideas preconcebidas, así que cuando les preguntas qué creen que pueden ser de mayor, te miran con asombro y te dicen: pues lo que cada uno queramos”.

“Con los adultos, con las personas mayores es más complicado porque te dan la razón, asienten a que la igualdad es lo que tiene que ser, pero de pronto, las mujeres miran el reloj y te dicen: ¡Uy! Me voy corriendo que tengo que hacer la comida”.

No obstante, el programa ha seguido adelante, sabiendo que “esto es paso a paso”, y se han realizado numerosas actividades y encuentros sociales, “que podía ser salir a pescar o asistir a una obra de teatro para que estas convivencias nos sirvieran también para detectar situaciones en nuestra localidad, para intercambiar experiencias y para realizar actividades todos juntos, hombres, mujeres, niños y niñas; todos juntos podemos divertirnos y descubrir que tenemos tantas, tantas cosas en común”.

Precisamente, Yolanda e Idoia confían en que el 8 de marzo, el Día Internacional de la Mujer, sea otro día para que todos juntos muestren que se puede caminar hacia una sociedad igualitaria. “Esperamos que muchas mujeres paren ese día y que hombres y mujeres valoren el trabajo que hacemos, que si paramos se para el mundo”.

Nos encontramos en la biblioteca del Colegio Virgen del Río de Talaván, rodeados de libros, de dibujos, de carteles y de colores, colores sin género. Se une a nosotros el director del centro, José Luis Esteban. “Nosotros como educadores tenemos que trabajar en el camino hacia una sociedad igualitaria; somos figuras en las que los niños y las niñas tienden a fijarse y a imitar, pero no las únicas por lo que proyectos de este tipo son claves para implicar a toda la sociedad en su conjunto”.

Lo que sí es cierto es que Talaván y toda la gente que se ha movido en torno a “Educando en Igualdad” son un ejemplo en el que nos debemos fijar todos y todas, el ejemplo de toda una sociedad, ya sea más grande o más pequeña, unida en torno a un mismo objetivo. Sin duda, ese es el camino, y la sociedad de mañana, esa que hoy nos dice con asombro: “¡Pues de mayores seremos lo que cada uno queramos!”, esa sociedad de mañana será reflejo del trabajo de hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario